Ir al contenido

La importancia de la alimentación infantil

Una buena nutrición durante los primeros años de vida de un niño/a es clave para su salud, crecimiento y desarrollo, tanto físico como intelectual. Y es aquí, donde los padres juegan un papel fundamental.

Comer de todo, durante la infancia, ayuda a adquirir hábitos saludables que facilitarán una réplica durante la vida adulta. Sin embargo, desde los 0 a los 3 años las necesidades nutricionales son diferentes al resto de la población.

“Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la importancia de la lactancia exclusivamente materna durante los primeros 6 meses de vida del niño son cruciales para evitar la desnutrición y las infecciones gastrointestinales”.

Cuando ésta no es posible, el mercado pone a disposición una amplia variedad de preparados lactantes, de acuerdo con el Código Internacional de Sucedáneos de la Leche Materna.

Pasado ese período de tiempo, la OMS recomienda ir introduciendo gradualmente alimentos complementarios seguros y nutricionalmente adecuados. Una alimentación que, según la Asociación Española de Pediatría (AEP), debe contener alimentos ricos en hierro y zinc en forma de puré, triturados y semisólidos.

Cifras del sector

La innovación es una constante para las marcas que se dedican a la fabricación de productos de alimentación infantil, las cuales destinan todos sus esfuerzos por dotar de la máxima calidad a sus alimentos en este periodo tan importante, como es la infancia.

“Se trata de un mercado que mueve casi 230 millones de euros en España, y cerca de 60.000 toneladas”

En España, un niño/a consume anualmente alrededor de 44 kilos de potitos y comidas infantiles, 34 kilos de harinas y papillas y unos 30 litros de leches infantiles, según se recoge en el Informe sobre “Producción, Industria, Distribución y Consumo de Alimentación en España 2019” elaborado por la empresa pública Mercasa, en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Principales retos

Uno de los principales retos a los que se enfrenta la industria de la alimentación infantil es la obesidad infantil.

“En 2016 la OMS llegó a estimar que alrededor de 41 mill. de lactantes y niños de entre 0 y 5 años padecían sobrepeso u obesidad y podría llegar a los 70mill. en 2025”

La sobrealimentación o la ingesta de alimentos hipercalóricos con alto contenido de grasa, azúcar y sal es uno de los principales factores que propician la obesidad infantil. La correcta elección de los alimentos en la dieta de los lactantes y los niños pequeños es crucial para establecer buenos hábitos nutricionales desde una edad temprana y favorecer un estilo de vida saludable en la etapa adulta.

Volver arriba