Verduras en la alimentación del bebé

  • A partir de los 6 meses de vida es imprescindible introducir una variedad de alimentos aptos para la edad del niño con el objetivo de complementar su alimentación y prevenir déficits de vitaminas y otros nutrientes. 
  • La ingesta diaria de verduras y hortalizas en la dieta del bebé aporta una cantidad importante de vitaminas, minerales y fibra, las cuales contribuyen al funcionamiento normal del organismo y disminuyen el riesgo de padecer enfermedades.
  • En el primer año de vida, se aconseja evitar verduras de hoja verde por su alto contenido en nitratos.


La leche materna es la principal fuente nutritiva durante el primer año de vida, sin embargo, a partir de los 6 meses de vida la lactancia exclusiva (materna o artificial) deja de cubrir las necesidades nutricionales del bebé, por lo que se vuelve imprescindible introducir una variedad de alimentos apropiados para la edad del niño con el objetivo de complementar su alimentación y prevenir que tenga déficits de vitaminas y nutrientes [1].

Al incorporar la alimentación complementaria hay que tener muy presente que, durante los primeros años de vida es fundamental seguir buenas prácticas y hábitos alimenticios ya que es muy probable que éstos nos acompañen a lo largo de nuestra vida. Con hábitos adecuados en la alimentación y en el estilo de vida, contribuimos a disminuir el riesgo de padecer enfermedades en la vida adulta.


¿Por qué es importante la introducción de verduras en la alimentación del bebé?

El consumo diario de verduras y hortalizas aporta en la dieta del bebé una cantidad importante de vitaminas y minerales como el calcio y potasio. Son también una fuente rica de fibra y tienen propiedades antioxidantes [1].

El aporte de estos micronutrientes contribuye al funcionamiento normal del organismo. Asimismo, disminuyen el riesgo de padecer enfermedades causadas por deficiencia de ciertas vitaminas y minerales. Además, el alto contenido en fibra ayuda a prevenir problemas en el aparato digestivo como el estreñimiento, un trastorno gastrointestinal frecuente en bebés [1].


¿Qué alimentos se introducen y cómo?

Según la Asociación Española de Pediatría a partir de los 6 meses se aconseja introducir distintas verduras (patata, calabacín, apio, zanahoria, tomate, judías, calabaza…) de manera progresiva y constantemente variando la forma de presentación . A partir de los 8-9 meses el niño empieza a masticar por lo que se pueden introducir otras formas de presentación como pequeños trozos, hervida o chafada [1] [2].

Se recomienda incorporarlas en cualquiera de las comidas diarias y una vez cocinadas no conservarlas más de 24 horas en la nevera [2] [3].


¿Hay que tener alguna precaución?

En el primer año de vida, se recomienda evitar verduras de hoja verde con alto contenido en nitratos, como la espinaca, acelga, repollo, lechuga o borraja [1] [2].

Esto se debe a que el niño en esta edad es más propenso a acumular los nitratos; los cuales provocan que los glóbulos rojos de la sangre no puedan transportar correctamente el oxígeno a los tejidos, resultando en una coloración azulada en la piel del bebé, condición que se conoce como metahemoglobinemia [1] [2].

En niños de 1 a 3 años, se aconseja no dar más de una ración diaria de estas verduras [1]. En este contexto, la industria de alimentación infantil está respaldada por equipos de expertos en nutrición que trabajan día a día en el desarrollo de productos con una composición que proporciona los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo del bebé en cada una de sus etapas.


AVISO IMPORTANTE: La lactancia materna es el mejor alimento para el bebé. Te recomendamos que consultes con un profesional de la salud sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo.


[1] Hoyos Vázquez, María Socorro, and Esther Ruiz Chércoles. “Las Verduras En La Alimentación Del Bebé.” Familia y Salud, 15 Jan. 2016. Disponible en:

https://www.familiaysalud.es/vivimos-sanos/alimentacion/alimentarse-cada-edad/las-verduras-en-la-alimentacion-del-bebe

[2] Gómez Fernández, Marta. “Recomendaciones De La AEP Sobre Alimentación Complementaria” Asociación Española De Pediatría, 9 Nov. 2018, www.aeped.es/sites/default/files/documentos/recomendaciones_aep_sobre_alimentacio_n_complementaria_nov2018_v3_final.pdf.  

[3] Fernandez-Cuesta, Miguel Angel. “Alimentación Complementaria De Los Seis a Doce Meses.” Familia y Salud, 3 June 2014, www.familiaysalud.es/crecemos/de-los-seis-los-doce-meses/alimentacion-complementaria-de-los-seis-doce-meses.  

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *