Ir al contenido

Misión y valores

Misión

La razón de ser de ANDI es proteger el sector de la nutrición infantil  y transmitir sus valores a los organismos del Estado y el Gobierno, la Unión Europea y las organizaciones internacionales; así como ante las comunidades autónomas, las entidades locales y las organizaciones empresariales.

Objetivos

  • Representación del sector ante las administraciones nacionales con definición y ejecución de las estrategias ante modificaciones de marcos normativos.
  • Puesta en marcha de iniciativas sectoriales de cara a terceros dentro del sector (campañas informativas, elaboración y difusión de códigos de buenas prácticas en nutrición infantil, recomendaciones de preparación de biberones, convenio con la AEP, etc.). Coordinación de estas iniciativas con sociedades médicas y de pacientes. 
  • Desarrollo y colaboración de un sistema de autocontrol suscrito por todas las empresas asociadas y gestionado externamente.
  • Asesoramiento en temas normativos y en los sistemas de control internos y externos.

Valores

  • Queremos desarrollar una actividad promocional responsable atendiendo a la naturaleza de nuestros productos y al segmento de la población al que van destinados a través de un código que establezca unos principios que sirvan de guía para asegurar que la información que se pone a disposición, tanto de los profesionales como de los consumidores, es completa y veraz. 
  • Desde ANDI seguimos unos principios éticos en nuestra actividad empresarial evitando cualquier práctica o iniciativa susceptible de ser percibida por un tercero como inapropiada, al objeto de salvaguardar tanto su imagen como la de las demás empresas del sector de la alimentación infantil.
  • Las empresas que conforman la Asociación están obligadas al cumplimiento tanto de la legislación específica para los productos de alimentación infantil como de la normativa general en materia de publicidad, protección de los consumidores y competencia. 
  • Para supervisar el cumplimiento de este Código de una manera rápida y eficaz, ANDI ha encomendado a la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) la resolución de las controversias que puedan surgir en su aplicación, facultándole a su vez, para la imposición de las sanciones que, en su caso, puedan corresponder.
Volver arriba