Reflujo gastroesofágico en los bebés

  • El reflujo gastroesofágico (RGE) es el paso retrógrado del contenido gástrico hacia la boca. Ocurre mayoritariamente entre el primer y cuarto mes y se suele resolver espontáneamente a los 12-18 meses de edad.
  • En los bebés que tienen RGE, el músculo del esfínter esofágico inferior no está totalmente desarrollado y por ello el contenido del estómago regresa al esófago.
  • En la mayoría de los bebés suele resolverse con el tiempo.  No obstante, se pueden emplear distintas medidas para su prevención como cambios de alimentación o posición de reposo.


El reflujo gastroesofágico en bebés

El reflujo gastroesofágico (RGE) consiste en la regurgitación o paso retrógrado sin esfuerzo del contenido gástrico hacia el esófago. Es una alteración muy frecuente en bebés, que tiene su máxima expresión entre el primer y cuarto mes de edad. En la mayoría de los bebés el RGE desaparece a medida que madura el tracto digestivo superior, lo cual suele ocurrir a los 12-18 meses de edad [1].

Cuando el reflujo persiste a lo largo del tiempo y/o se asocia con otros síntomas, se considera una enfermedad conocida como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). A diferencia del RGE, la ERGE está asociada con complicaciones del reflujo ácido, pudiendo provocar una variedad de síntomas como negación a comer, lloros, sangrado o color verde en el reflujo, hinchazón o distensión en el estómago, síntomas respiratorios, incluyendo sibilancias o tos [2].

La enfermedad por reflujo gastroesofágico puede ser una manifestación secundaria de otras afecciones como la alergia a la proteína de la leche de vaca [3].

Ambas patologías presentan gran similitud de la sintomatología clínica y afectan, especialmente, a los menores de un año, por lo que está ampliamente aceptada la exclusión de las proteínas de la leche en lactantes con regurgitaciones o vómitos persistentes que no mejoran con el tratamiento para el reflujo. La duración del tratamiento de prueba no debe ser inferior a 15 días [3].


¿Cuáles son las causas del RGE? 

En la mayoría de los bebés, esta alteración se debe a un funcionamiento insuficiente del Esfínter Esofágico Inferior (EEI). El esfínter esofágico es un músculo que actúa como una pequeña válvula la cual separa el esófago del estómago y es la encargada de prevenir que los alimentos ingeridos se devuelvan hacia el esófago [2].[4].

Cuando este músculo no está completamente desarrollado o no se cierra bien tras la ingesta, el alimento se puede devolver al esófago, provocando un reflujo gastroesofágico. Además, si el estómago del bebé está lleno o si su posición cambia bruscamente después de su toma, el contenido del estómago (alimentos mezclados con ácidos del estómago) presiona la válvula en la parte superior del estómago (EEI) facilitando dicho reflujo [2].


¿Cómo se trata?

En la mayoría de los casos, estos episodios apenas producen molestias. Debido a que se considera un fenómeno muy habitual y normal en bebés, estos se suelen resolver con el tiempo, siempre y cuando no produzca molestias/complicaciones en el bebé. Si no es el caso, la mejora del RGE recae sobre un tema de tiempo [2].[5].

Sin embargo, se pueden llevar a cabo ciertas medidas para tratar el reflujo [6]:

  • Haga eructar al bebé en las pausas naturales durante la alimentación y manténgalo derecho durante 30 minutos después de cada toma.
  • No acueste al bebé inmediatamente después de las tomas.
  • Eleve la cabecera de la cuna.
  • Trate de alimentarlo con menos cantidades y más frecuentemente, pero asegúrese de que coma lo suficiente para un crecimiento y desarrollo normal.

Además, existen fórmulas infantiles especialmente diseñadas para el tratamiento del reflujo gastroesofágico. Las fórmulas antirregurgitación son fórmulas de inicio y de continuación que contienen sustancias espesantes, como harina de semilla de algarrobo o almidón de maíz o arroz, que aumentan la viscosidad con el fin de controlar o minimizar los vómitos o regurgitaciones excesivas del lactante [7].

El empleo de las fórmulas antirregurgitación ha sido recomendado para el manejo de reflujo gastroesofágico frecuente, acompañado de vómito, que no presente otras complicaciones en el niño, sin embargo, no está recomendada en el caso de esofagitis [8].

No obstante, hay que vigilar la posibilidad de que se produzcan complicaciones o aparición de otros síntomas más graves que indiquen una posible evolución a una ERGE. Y es de suma importancia recalcar que todas las medidas que se lleven a cabo para el tratamiento del RGE o ERGE se deberán de consultar siempre con un pediatra especialista.  


AVISO IMPORTANTE: La lactancia materna es el mejor alimento para el bebé. Te recomendamos que consultes con un profesional de la salud sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo.


[1] Armas Ramos, Honorio. “Reflujo Gastroesofágico En Niños.” Asociación Española De Pediatría, SEGHNP-AEP, www.aeped.es/sites/default/files/documentos/rge.pdf  Date accessed: 20/04/2021

[2] Porto, Anthony. “El Reflujo Gastroesofágico y La Enfermedad Por Reflujo Gastroesofágico: Preguntas Frecuentes De Los Padres.” HealthyChildren.org, American Academy of Pediatrics, 2019, www.healthychildren.org/Spanish/health-issues/conditions/abdominal/Paginas/GERD-Reflux.aspx

[3] M. García-Onieva Artazcoz. Reflujo gastroesofágico. Manual Práctico de Nutrición en Pediatría. Asociación Española de Pediatría (AEP). Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/manual_nutricion.pdf

[4] “Reflujo Gastroesofágico En Bebés.” MedlinePlus, U.S. National Library of Medicine, https://medlineplus.gov/spanish/refluxininfants.html  Date Accessed: 20/04/2021

[5] “Reflujo Gastroesofágico En Los Bebés.” EnFamilia, Asociación Española De Pediatría, 15 June 2013, https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/reflujo-gastroesofagico-en-bebes

[6] “La AAP Publica Recomendaciones Sobre Cómo Tratar El Reflujo Gastroesofágico En Los Bebés Prematuros.” HealthyChildren.org, American Academy of Pediatrics, 18 June 2018, www.healthychildren.org/Spanish/news/Paginas/AAP-Issues-Recommendations-on-Managing-Gastroesophageal-Reflux-in-Preterm-Infants.aspx

[7] M. Teresa Martín-Aragón, Elena Marcos. Nutrifarmacia. Fórmulas lácteas especiales.

[8] Carlos A. González-Bermúdez., Carmen Frontela-Saseta, Patricia Peso-Echarri, Rubén López-Nicolás, Carmen Martínez-Graciá. Rev Chil Nutr Vol. 38, Nº4, diciembre  nnnnn2011. Empleo de fórmulas infantiles antirregurgitación en lactantes. Efecto sobre la disponibilidad mineral.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *