Alimentos a evitar en niños menores de 3 años

La alimentación en los niños es muy importante para lograr un crecimiento y desarrollo óptimos. Los alimentos son los que les van a dar la energía y los nutrientes necesarios. Para la alimentación de los bebés, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la leche materna exclusiva durante los 6 primeros meses.  Alrededor de los 6 meses, los bebés empiezan a comer alimentos sólidos y es entonces cuando empiezan las dudas… ¿Qué debe comer? ¿Hay algún alimento que debe evitar? [1] [2].

En esta etapa es muy importante cómo introducir los alimentos poco a poco para tener una buena digestión y poder descubrir alergias e intolerancias. Por esto, cuando se introducen nuevos alimentos hay que saber a qué edad y en qué cantidad hacerlo, ya que cada alimento es diferente. Pero no solo es importante saber qué alimentos hay que ir introduciendo sino saber qué alimentos deben evitarse [1]. Recuerda que el profesional de la salud será el que te dará las pautas sobre su alimentación.


Alimentos a evitar en niños menores de 3 años

El profesional de la salud te irá indicando cómo ir introduciendo los alimentos, las restricciones que hay son pocas, pero es importante tenerlas presentes. A continuación, se describen algunos de los alimentos que es recomendable evitar en niños menores de 3 años:

  • Verduras de hoja verde: Durante el primer año se recomienda evitar verduras de hoja verde por su alto contenido en nitratos. Por ejemplo, la acelga, la espinaca y la borraja, ya que aumentan el riesgo de metahemoglobinemia, un trastorno sanguíneo en el que se produce una cantidad anormal de metahemoglobina (una forma de hemoglobina, que es la proteína presente en los glóbulos rojos, que transporta y distribuye el oxígeno al cuerpo [3]. En el caso de incluirlas en la dieta, deben representar menos del 20% del plato. Y a partir el primer año hasta los 3, se recomienda no dar más de una ración al día de este tipo de verduras [4] [5].
  • Leche de vaca: la leche de vaca no puede sustituir a la lactancia materna o a los preparados de continuación como parte de una dieta diversificada, antes de los 12 meses [4] [5].
  • Alimentos sólidos con riesgo de atragantamiento: alimentos como los frutos secos enteros, la manzana y la zanahoria crudas enteras se deben dar a partir de los 3 años por su riesgo de atragantamiento [4] [5].
  • Alimentos superfluos: como azúcares, miel, edulcorantes, cacao, bollería y embutidos deben evitarse y ser introducidos lo más tarde posible (y siempre a partir de los 12 meses) y en la menor cantidad posible. Se desaconseja el consumo de los azúcares libres, por lo tanto, hay que evitar cereales que contengan tanto azúcares añadidos como miel. La fruta debe consumirse entera, evitando los zumos ya que no presentan beneficios nutricionales respecto a la fruta entera y además pueden producir sobrepeso y caries, debido a los azúcares que aportan [4] [5].
  • Sal: En los lactantes hay que evitar la sal, ya que los riñones de los bebes son inmaduros como para soportar sobrecargas de sal. La leche materna ya tiene la sal que necesitan, y en la alimentación complementaria no se debe añadir sal, aunque la comida nos parezca insípida [4] [5].
  • Alimentos poco hechos: También hay que evitar que los niños coman carne, pescado, marisco o huevo poco hechos o preparados con mucha antelación, ni quesos elaborados con leche cruda ya que el proceso térmico o de curación puede que no haya eliminado el riesgo de presencia de bacterias patógenas, como la salmonela o la listeria [5].
  • Pescados de gran tamaño: Se debe limitar el consumo de pescados como el emperador, el pez espada, el atún rojo por la posibilidad de contaminantes como el metimercurio [4] [5].


Una alimentación adecuada en los pequeños ayudara en su correcto crecimiento. La industria de alimentación infantil está respaldada por equipos de expertos que trabajan para desarrollar productos seguros y adecuados que se adapten a sus requerimientos nutricionales.


AVISO IMPORTANTE: La lactancia materna es el mejor alimento para el bebé. Te recomendamos que consultes con un profesional de la salud sobe el cuidado y la alimentación de tu hijo.


[1] MedilinePlus. Nutrición del bebé y del recién nacido. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/infantandnewbornnutrition.html

[2] Organización Mundial de la Salud (OMS). Recomendación de la OMS sobre la alimentación del lactante. Disponible en: https://www.who.int/nutrition/topics/infantfeeding_recommendation/es/

[3] MedlinePlus. Metahemoglobinemia. 27/05/2020. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000562.htm

[4] Gómez M. Recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría sobre la alimentación complementaria. AEP. 2018 https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/recomendaciones_aep_sobre_alimentacio_n_complementaria_nov2018_v3_final.pdf

[5] Generalitat Catalunya. Agencia de Salud Pública de Cataluña. Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (de 0 a 3 años). 2016. https://salutpublica.gencat.cat/web/.content/minisite/aspcat/promocio_salut/alimentacio_saludable/02Publicacions/pub_alim_inf/recomanacions_0_3/0_3_guia_recomanacions/guia_recomendaciones_alimentacion_primera_infancia.pdf

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *